reflexión dominicalreflexión dominical

A cargo del Pastor Karpatofstenes y sus pésimas palabras.

Hermanes, primus y vecines… parentela toda.

Este domingo es especial. Es un domingo feliz para la juventud. No es sábado, ni lunes, etc. eso es buenísimo en este santo día de gloria, aleluya. Hoy se puede hacer lo que hace la araña haragana, se puede dormir la siesta media hora, cuarenta minutos más o menos, y sin culpa dejar para mañana el esfuerzo de volver a tejer laboriosamente nuestra tela semanal… y a ver si cae después algún mosquito, o una mariposilla o cualquier otro bicho que nos sirva de alimento a nuestas almas corrompidas, pecadoras, necesitadas de palabras de sanación y santibulencia.

Y para eso estoy hoy aquí. Os digo que el sol, la lluvia, el calor, la sequía, no significan nada sin la palabra divina: el dinero. Hace falta money para todo. Nadie trabaja gratis ¿y saben por qué? Claro que lo sabéis… pero la naturaleza también es sabia y sin embargo el aire que nos da es gratis… no nos pide dinero por el aire que nos da… al menos por ahora, el aire es gratis, toco toco el aire.. abramos nuestras manos y toquemos el aire.

euro rezando

¿Pero qué hacemos nosotres para agradecer al altísimo? Lo contaminamos todo… quemamos la basura en la vereda, usamos motores de combustión, minamos criptomonedas, depredamos los rosales y todo para qué? Para hacer un centro de mesa ¿y eso os parece bonito? ¿un centro de mesa hecho de hermosas rosas? ¿un centro de mesa que bien podría ser de cerámica o, mejor aún, de plástico?

¿por qué usamos entonces el plástico para hacer bolsas cuando bien podríamos usarlo para decorar nuestra mesa dominguera?

Es necesario que reflexionemos sobre nuestras acciones, que hagamos flexiones y saquemos nuestras almas al sol, aunque haga calor, aunque la humedad sea insoportable, solo así podremos recibir al otoño con recalcitrante alegría. Pero, sobre todo, dejemos de lado aquello que nos hace mal, saquemos el dinero que llena nuestros bolsillos de pecado y paguemos el diezmo, porque hoy es domingo, estamois de acuerdois en eso, y es fin de mes y debemos garpar el alquiler del local que nos acoge, que nos da cobijo, nos proteje de la lluvia y nos cubre de felicidad. Y la felicidad no tiene precio… mejor dicho, no tiene un precio muy barato que digamos.

alabanzas

Alcemos nuestras manos al cielo y abramos pues las puertas del cielo con entusiasmo, con ganas, con las mismas ganas que tenemos de tomarnos un helado, comer una ensalada de frutas o unas faturitas; y hablando de faturitas, recuerden que hacemos facturas a, b o c para monotributistas o pymes. Somos una empresa registrada, una sociedad de responsabilidad ilimitada, trabajamos tanto en la tierra como en el cielo.

Las paz sea con vuestros corazones, con vuestros riñones y vuestros pancreas… cuidamos la salud no solo de vuestros espíritus, sino también la de cada uno de vuestros organismos. Así sea, ¡gloria! ¡Tres veces gloria!

Aleluya. Que alabado sea el señor y la señora. Alabado sea el señorito y la señorita, el maestro y la maestra, el albañil y la albañila.

Fins propera setmana. Demos gracias a mondowebo y amén amén amén

Autor

  • Esteban DoSantos

    Vengo de Karpatonia Planet. Vivo en la Tierra desde los 8 años de edad. Cursé toda la primaria en la 504 de Balvanera. El secundario en la Escuela Media nº3, también de Balvanera. Después me mudé a Munro y estudié la carrera de Letras. Quiero ser escritor y escribir novelas de karpatonianos para vender allá en mi planeta. Mientras tanto me gano la vida como cronista de "cosas raras". Me gusta la limonada sin azúcar. "Hnrugrthsny fkulpwpq" (significa "saludos cordiales" pero en mi idioma jejej).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.