¿Pensador brillante o mero rompehuevos? Olgo Perez Jürgen nos presenta su primer nuevo libro

Olgo Perez Jürgen

La pandemia nos atiborra con recuentos periodísticos y reflexiones cansinas sobre el acontecer futuro de nuestro planeta. Entre las numerosas voces que buscan esclarecer los hábitos y entuertos pandémicos de los vecinos se destaca Olgo Perez Jürgen, un Master chef con posgrado en pastelería y además filósofo y escritor profesional. En esta breve entrevista exclusiva para mondowebo Olgo nos habla sobre su nuevo libro “Amare masum, largum vivirum”, y nos adelanta revelaciones medio ininteligibles y levemente explosivas.

MWB: En su último libro, el primero publicado en nuestro país y lanzado simultáneamente en Sudán, Bulgaria e Indochina, usted reflexiona sobre la situación actual y para superarla plantea una serie de paralelismos entre distintos postres, conceptos filosóficos y epidemiológicos , que enfurecieron a las farmacéuticas y confundieron a la gente de a pie… ¿Podría comentar algo rico, inteligente y complicado al respecto, que sirva para entender qué está pasando hoy en nuestro mundo?

OPJ: El pathos del ethos universal, que ha suscitado desde los inicios de la historia incómodos pruritos y erupciones volcánicas entre el público religioso y pagano, es un problema intestinal del ego. O más bien del alter-ego. Por ahí va la cosa. Porque siempre o, mejor dicho, ya sea de día o de noche, a la tardecita, uno de los dos tiene hambre. Da igual si es frutívero, vegano o cárnico. Lo mismo si es de piscis o capricornio, agnóstico astral o sodomita. La responsabilidad invdividual por naturaleza impalpable subcede la responsabilidad colectiva, nocierto? … porque uno es otro y, como sabemos, todos somos parte de un mismo plato combinado. En ese sentido, compartimos una misma carta natal, o sea, la misma receta.

olgo perez jürgen
Olgo preparando unos ricos postres

Por eso, siempre que puedo, como es el presente caso, recomiendo que pensemos en el lemon pie, por ejemplo. Si la base no contiene los ingredientes ideológicos adecuados, en las proporciones justas y cuidadosamente alineados según el orden moral planetario, nada de lo que quede por encima va a poder sustentarse u orbitar como se espera. Al contrario… podríamos sucumbir a la sombra de un eclipse total del corazón. Lo mismo sucede con la vida, la religión, la política, el imperialismo y el Istmo de Vizcaya, así como con la tarta de ricota, la chipa, el chiripá, el típico merengue o la actual pandemia. Tarde o temprano todos nos enfrentamos al mismo dilema: crema o dulce de leche; solidaridad o fuga.

A partir de esta confusa premisa fue que me propuse desafiar el sistema de la lógica causal (salada o dulce) y de la logística, entendida como una rama del márketing, para proponer una receta completamente descabellada y absurda, pero virus-free, que nos ayude a derrotar la infección externa y espuria (expuria) de nuestros cuerpos y de nuestras mentes, así como a oponernos, de paso y caprichosamente, a todo lo que no nos gusta.

Los ingredientes de mi receta son todos orgánicos y fáciles de conseguir; y además el procedimiento de preparado y cocción están al alcance de cualquiera que tenga una cocina a mano. Una idea como esta, en la actualidad de hoy, se venderá sin dudas como pan caliente. Pero la verdad, como los Smores, ofende a algunos. Y por esta razón es que me persiguen… la AFIP, los mesadineristas, las farmacéuticas. Cablevisión sobre todo.

Al comprar mi libro no sólo me ayudarán a solventar gastos de abogados. También quizá puedan recuperar parte del alma perdida, y de paso zamparse unas tremendas tarteletas de brócoli de mi creación exclusiva. Además de más de cien recetas para resolver todos los misterios terrestres y lunares, y un cupón de descuento para mi próximo volumen, aún no escrito ni editado, accederán a contenido revelador sobre BIll Gates, Nikola Tesla, Pampita, y el plan de dominación global de Donald Trump usando unos hamsters entrenados por la CIA.

“Aunque quieran silenciarme, no me callarán. Continuaré batiendo la verdad a las masas “

MWB: Qué intrigante. Su formación combina teorías culinarias ancestrales con una mirada crítica y contestataria que proviene del universo del rock nacional ¿Cómo se conjugan ambos mundos?

OPJ: Mi vida ha estado signada por la influencia Piscis con ascendente en Aries, pero más que nada y principalmente por la de mi tío Pepe, un asiduo devoto del asado dominguero y ricotero consumado, que me inculcó al nacer la Bestia Pop un tema que me marcó for ever, para siempre. De ahí creció un cálido amor por el bardo, el pogo y la filosofía. Si le sumamos a esto la herencia que me llega por parte de mi abuela materna, fundadora de la primera herboristería de Burzaco… Pues… tenemos la semilla de esto en lo que me he convertido.

Pero más allá de las anécdotas familiares, y escenas muy trágicas en las que aprendí a identificar sabores y aromas, aprendí las propiedades curativas de innumerables hierbas y tuve la suerte de formarme sórdidamente en la doctrina filosófico-culinaria del Indio Dolari, gracias a una beca de tiempo completo otorgada por la fundación del Dr. Fernandin Karpatten.

MWB: ¿Se refiere al afamado Dr. en Ciencias Totales, que se halla injustamente encarcelado en Alemania por comunista?

OPJ: Exacto. Una auténtica luminaria. De otra forma no habría podido costearme los cursos de Dolari, ni las fotocopias, que valen una fortuna, pues se imprimen en papel de arroz carísimo. La cuestión es que en ese contexto aprendí a amasar la masa, a tejer y a bordar las cuerdas de la guitarra, del bajo, e incluso del arpa, a cocinar mis ideas a fuego lento y un montón de cosas más, que son las que hoy me permiten vender humo con distintos sabores, deliciosos tonos e infinitos matices sonoros y, asimismo, tener el éxito que estoy teniendo como filósofo, especialista en pastries y próximamente y si las masas me acompañan, diputado.

Olgo Perez Jürgen
Estatua de plástico
en honor a Olgo Perez Jürgen en Copenhage

MWB: A propósito de su producción intelectual…. Ud. comienza a escribir desde muy joven, aunque es recién ahora que consigue un editor irresponsable y uno de sus libros llega por fin a los escaparates de los kioskos y pequeñas librerías de todo el conurbano bonaerense ¿A qué cree que se debe este cambio?

OPJ: La teoría de la relativización, los rizomas culturales, las hojas del bambú, el té de coco, las graciosas y casi imperceptibles acrobacias que practican las pulgas sobre el lomo de un perro vagabundo, son todas manifestaciones metafóricas y al mismo tiempo metafísicas de las cuales vengo hablando desde hace años. Pero la verdadera pregunta vendría a ser: ¿qué pasa con el puré de papas?

MWB: No sé. Qué pasa?

Las más ricas y nutritivas ideas que se incuban en las mentes poderosas de los grandes seres humanos; son similares a las levaduras que uno inocula en la masa de un pastel. O, en términos analógicos, de una pizza. “Amare masum…”, reza el título del libro y de eso trata.

Se requieren condiciones y, sobre todo, tiempo, para que la masa, léase “conjunto de personas”, sea capaz de aceptar los cambios… las modificaciones, la heteroglosia y las inconsistencias, los huecos y el vacío. Hay que dispersarse para dejar entrar un poco de aire entre uno y otre… Colaborar con el distanciamiento social, el aspo y el dispo. De esto hablo en el último capítulo del libro… Comprenlón, leanlón, si quieren saber más.

MWB: En este escenario… ¿qué futuro le espera a las nuevas generaciones?

OPJ: Yo diría que la pregunta puede plantearse a la inversa, en tanto y en cuanto presumo que debe ser Cronos, el eterno, quien debe estar preguntándose qué generaciones le esperan al futuro. De todas maneras, mi volumen busca transmitir un mensaje de júbilo, de reluctancia somera, y mucha buena onda claro, con la esperanza de que impacte en vuestros bolsillos y compréis mi otro libro que aún falta escribir.

MWB: Gracias Olgo, por sus aclarativos conceptos ¿algo más que quiera agregar, antes de que se nos termine el crédito?

OPJ: Si, este… El futuro es como un pionono, puede ser dulce o salado… El relleno depende de cada uno. Y de la mirada, dulce o amarga, posada por decantación en el otro.

Entrevista realizada gracies a la ternología do mondowebo conference app

Coming Soon olgo perez jürgen
¿Qué te pareció esta noticia?
¿Qué te pareció esta noticia?
¿Qué te pareció esta noticia?

You might like

Dejar un comentario

0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments